SPAM con consentimiento

Se está convirtiendo en algo habitual que a los usuarios de Internet nos soliciten por correo electrónico el consentimiento para enviarnos correos electrónicos de carácter comercial, incluso tratando de obtenerlo si no contestamos en el plazo de un mes.

Desde el punto de vista de la LOPD, la Ley Orgánica de Protección de Datos, se permite el tratamiento de datos personales para el envío de comunicaciones comerciales mediante el consentimiento tácito del receptor, siempre que no haya datos especialmente protegidos, que es lo habitual en las comunicaciones comerciales, o sin él, siempre que se tomen los datos de fuentes accesibles al público, que son fundamentalmente los repertorios telefónicos, listados profesionales, medios de comunicación  y Boletines oficiales. Cabe señalar aquí que Internet no es un medio de comunicación, y por tanto no es por sí misma una fuente accesible al público, sin embargo, sí lo es un medio de comunicación, repertorio telefónico, listado profesional o boletín oficial que se encuentre en Internet.

En el caso de que nuestros datos de contacto sean obtenidos de fuentes accesibles al público, nos deben informar con la típica cláusula LOPD en la propia comunicación, añadiendo de donde se han obtenido nuestros datos. Sin embargo, cuando los destinatarios sean personas jurídicas no es de aplicación la LOPD, por lo que pueden enviarse comunicaciones comerciales sin consentimiento del destinatario y sin obtener sus datos de una fuente accesible al público, por ejemplo, de una página web.

Ésta es la normativa general para los envíos comerciales, pero cuando nos lo envían por correo electrónico, o similar, como los SMS, MMS, fax, etcétera, se debe cumplir una normativa específica, la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico, la LSSI, que los prohíbe si no los solicitamos previamente, o prestamos consentimiento expreso y previo para ello.

Existe una excepción a esto, que hayamos sido cliente del emisor y que la comunicación sea sobre productos iguales o similares a los que contratamos, siempre que se hayan obtenido nuestros datos cumpliendo la LOPD. La sanción mínima en el caso de que sea un envío masivo es de 150.000€, que sucede cuando se envía  el comunicado comercial a más de tres destinatarios o que nos envíen al menos tres comunicados en menos de un año. Cabe también recordar aquí, que la LSSI es aplicable a personas físicas y jurídicas, por lo que respecto a esta prohibición es irrelevante si el destinatario es una persona física, empresa, asociación, etcétera, dando también igual que se obtenga la dirección de correo electrónico de una fuente accesible al público.

Por tanto, enviar un correo electrónico para obtener el consentimiento para futuros envíos con información comercial directa es contrario a la LSSI, ya que la intención de este correo es comercial de forma indirecta, pues su fin es poder enviarnos futuras comunicaciones comerciales, por lo que sería necesario obtener nuestro consentimiento previo y expreso para este primer envío. Y demos gracias que sea así, ya que de otra manera recibiríamos al día miles de correos electrónicos con esa intención, inutilizando en la práctica nuestras cuentas de correo.

Hay un caso que merece especial mención, las empresas que no solicitan directamente nuestro consentimiento para futuras comunicaciones comerciales, sino que “dan la callada por respuesta”, es decir, que nos piden que les contestemos si no queremos recibir futuras comunicaciones comerciales por correo electrónico, entendiendo que si no lo hacemos las estamos autorizamos para ello.

Además de todo lo dicho anteriormente sobre la ilicitud de este primer mensaje, hay que decir que la LOPD, o más bien el Reglamento que la desarrolla, permite la obtención del consentimiento tácito, para tratar datos que no sean especialmente protegidos, así se considera que aceptamos si no contestamos rechazando su ofrecimiento, siempre que se otorgue un medio fácil y gratuito para negarnos, y nos den tiempo suficiente para ello, al menos un mes.

Estos requisitos se dan en este tipo de correos electrónicos, pero no hay que olvidar la LSSI, que como hemos dicho es aplicable a los correos electrónicos comerciales, y que requiere un consentimiento expreso, no bastando por tanto el tácito. Hay que distinguir entre consentimiento tácito, que puede obtenerse de forma pasiva si no contestamos a un requerimiento, y un consentimiento expreso, que requiere una actitud activa por nuestra parte, como podría ser contestando que sí aceptamos el ofrecimiento.

Por tanto, no se pueden enviar correos electrónicos solicitando el consentimiento para futuros envíos comerciales, ya que estos son en sí mismos comunicaciones comerciales, para cuyo envío es necesario un consentimiento previo y expreso. No obstante, si contestamos aceptando el ofrecimiento, sí estaríamos permitiendo futuros envíos.

Y por supuesto, en ningún caso es válido un consentimiento tácito, como el que se obtiene si no nos negamos a un ofrecimiento, ya que es imprescindible que éste sea expreso, es decir, que lo aceptemos activamente, por lo que si no contestamos, no les habilita legalmente para comunicaciones futuras.

Así, ante la recepción de este tipo de SPAM, como de cualquier otro, lo mejor es denunciarlo ante la Agencia Española de Protección de Datos, algo bastante sencillo, y que no requiere gasto ni pérdida de tiempo. Todos salimos ganando con ello.

23 Comentarios | Leído 3372 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

23 opiniones en “SPAM con consentimiento”

  1. calixtor dice:

    He leido atentamente el artículo y me he quedado bastante sorprendido. La LSS requiere un consentimiento expreso (no así la LOPD) y no tácito (sí la LOPD).
    ¿cómo conseguirlo al considerar que la primera comunicación ya es comercial y ya no se podría hacer?
    Si no se puede conseguir el consentimiento con el primer envío, las posibilidades de llegar a clientes potenciales se reduce enormemente. Si hay que esperar a que un cliente potencial ACEPTE la recepción de correos electrónicos comerciales para poder enviarle un correo, creo que las acciones comerciales se van a reducir enormemente ¿que hay que contactar telefónicamente con él para que envíe un correo o fax con su consentimiento?
    Por otra parte, obliga a las empresas a controlar y conservar cuando y cómo recibieron de cada cliente potencial (no real) su consentimiento.
    Parece una limitación excesiva, con apercibimiento de sanción muy alta en caso de incumplimiento, por intentar una simple comunicación comercial, por la que el ciente puede estar interesado, y en un mundo en el que este es el medio estrella por su simplicidad y bajo coste económico de llegar a los clientes.

    1. Yo creo que prohibiendo el envío indiscriminado de correos electrónicos publicitarios se protege a los empresarios, ya que de otra manera quedarían inservibles todos las cuentas de correo, pues recibiríamos al día miles de correos electrónicos que colapsarían nuestras cuentas e impedirían que pudieramos usar el correo electrónico para trabajar.

  2. El Imparcial dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con la respuesta.
    Se nota que esta ley es un parche porque en el mundo de las tecnologías que vivimos, con darle a un botón bloqueas todos los remitentes que quieras y no coartas armas comerciales de ventas.

    La ley está para el bien común, no para limitar libertades e intercambios comerciales.

    Esto unido a la crisis económica que tenemos, la ley debería ponerse a favor de los empresarios y creadores de riquezas, no en contra.

    En definitiva, proteger a los usuarios si. Maniatar a las empresas, no.

    1. Hola, como he indicado en el comentario anterior, el correo electrónico no es un buen medio para enviar publicidad, a menos que alguien nos la requiera previamente, pues de otra manera estaríamos causando un perjuicio al receptor de los mensajes, que no podría usar su correo para lo que estimase conveniente, ya que recibiría al día miles de envios publicitarios.

      1. y no seria mas sensato obligar a los servidores de internet a poner filtros y que un autonomo o empresa pueda darse de alta en una base de datos con su nif que paguen unos derechos para enviar informacion a un numero concreto de correos justificando una conexion profesional ? que tenga que llamar para pedirles permiso no me parece del todo mal pero que encima le haga perder tiempo al cliente pidiendo su conformidad por escrito solo entorpece la economia, a que lumbrera se le ha ocurrido esto ? se puede grabar la conversacion pero tambien se requiere el consentimiento, luego las compañias telefonicas te dicen “puede” ser grabada la conversacion, desde cuando la ambigüedad es legal ?

        Y porque las empresas de telecomunicaciones tienen libertad absoluta si yo en alguna ocasion he contratado un servicio similar ? en que quedamos, no se persigue proteger al receptor ? y como saben que contraté ese servicio ?

        Y porque queda excluidas las administraciones publicas de la ley, su spam es distinto?

        Es una ley partidista e incosntitucional al no tratar a todos por igual y luego ya las multas son de usura

  3. Private dice:

    Acabo de hablar con la agencia de protección de datos (912 66 35 17) hoy día 12 de Abril de 2012 y me comenta lo siguiente:

    Pregunta: Tengo una base de datos de empresas de España, y desearía enviarles correos comerciales, pero no tengo consentimiento previo de éstas, y como el artículo 2 de su ley me lo permite, pero va en contra de la Lssi, que me dice que lo tengo que tener.. ¿Podría enviar un correo (sin publicidad) para pedir ese consentimiento previo?

    Respuesta:
    Es posible enviar un email a empresas para pedir su consentimiento sin ningún problema, siempre que no haga publicidad de su empresa y simplemente preguntarle si quieren recibir información referentes a nuestros productos, y que además podría incluir la mención al artículo donde especifican que si en 30 días no han contestado, podremos enviarles la publicidad. Lo único que debemos incluir es la posibilidad a través de un link para que puedan darse de baja si lo desean.

    No sé si la ley habrá cambiado desde que hiciste este artículo, pero a dia de hoy la agencia sancionadora (la agencia de proteccion de datos), dice que lo podemos hacer sin problemas.

    1. Primera cuestión. La LSSI es clara en su artículo 21.1: “Queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas”.

      Así, el término “expresamente autorizadas” (y previamente solicitadas) se refiere a que es necesario un consentimiento expreso, no bastando el tácito.

      Por ello, el consentimiento tácito (si no contestan en 30 días)al que se refiere el RDLOPD en su artículo 14, tal y como indica en su punto 1º, no es aplicable “cuando la Ley exija al mismo la obtención del consentimiento expreso para el tratamiento de los datos” (como sucede aquí con la LSSI). Es decir, aun en el caso de que se aplicara la normativa de protección de datos por tratarse datos de carácter personal, no es suficiente el consentimiento tácito, es necesario que sea expreso.

      Segunda cuestión. En cuanto a que un correo solicitando el envío de comunicaciones comerciales no es SPAM pienso que la cuestión está en averiguar si est correo tiene finalidad comercial. Si la tiene será claramente un SPAM. El Anexo de la LSSI lo define como “toda forma de comunicación dirigida a la promoción, directa o indirecta, de la imagen o de los bienes o servicios de una empresa, organización o persona que realice una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional”. En mi opinión, un correo electrónico que se envía sin consentimiento expreso del destinatario con el objeto de solicitar autorización para enviar nuevas comunicaciones se trata de una promoción indirecta de la empresa, ya que se envía el mensaje con el objetivo de dar a conocer a una empresa o marca, con la finalidad última de que dicha promoción de la marca o empresa, acabe incitando al receptor del mensaje a consumir sus bienes o servicios.

      Por tanto, respecto a este tema, es posible que quien ha atendido el teléfono de la AEPD no tenga mucho conocimiento sobre el tema. No obstante, es cierto que desde la incorporación del nuevo director de la AEPD están echando muchos balones fuera, no sé si por falta de medios o de ganas. En cualquier caso, la AEPD es un órgano administrativo sometido a la Ley, y recordemos que dictar Resoluciones injustas a sabiendas de que lo son es un delito de prevaricación.

  4. Manel J. dice:

    ¿Eso se lo han dado por escrito?.

    Si la respuesta ha sido por teléfono, mas bien parece que es lo que usted ha interpretado, y no la exacta realidad, especialmente por eso de los 30 días, que no se de donde ha salido, porque de la LSSICE, no.

    Lo de enviar un primer e-mail solicitando permiso, no se me ocurre manera de hacerlo sin incluir publicidad, especialmente tras el añadido apartado 4 al artículo 20 en el novísimo Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo.

    Es mi opinión, pero sin duda SERÁ MUCHO MÁS FIABLE e interesante, la que nos de el Sr. Pedro.

    Piénseselo bien, antes de arriesgarse, que las sanciones son elevadas y no creo que compense.

    Saludos

  5. Private dice:

    Para nada ha sido una interpretación Manel, casi he citado sus palabras, además, he dejado el teléfono, es un 91.. y desde un fijo es gratis, por si alguien quiere llamar y hacer la misma pregunta. No lo tengo por escrito, eso es cierto, y quizás vuelva a llamar para solicitarlo. Es más me redactó por encima lo que podría poner en ese texto… Me gustaría que alguien mas corroborara lo que estoy diciendo.

    Lo de los 30 días es referido al consentimiento tácito: En contra de lo que ocurre con el consentimiento expreso, en el que es necesario que el interesado manifieste su voluntad mediante un acto positivo, el consentimiento tácito se produce cuando la persona afectada por el tratamiento, teniendo conocimiento de que se va a llevar a cabo el tratamiento de sus datos personales, guarda silencio y no se manifiesta en contrario dentro de un plazo determinado, por lo que se entiende que presta su consentimiento al tratamiento. En el caso de que el responsable del fichero pretenda tratar datos de carácter personal con el consentimiento tácito del afectado, deberá utilizar el procedimiento previsto en el artículo 14 del Real Decreto 1720/2007, según el cual “El responsable podrá dirigirse al afectado, informándole en los términos previstos en los artículos 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre y 12.2 de este reglamento y deberá concederle un plazo de treinta días para manifestar su negativa al tratamiento, advirtiéndole de que en caso de no pronunciarse a tal efecto se entenderá que consiente el tratamiento de sus datos de carácter personal.”

    En cuanto al novísimo apartado al que aludes el nº 4 del artículo 20 dice:
    4. ∗Añadido por el Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo,

    “En todo caso, queda prohibido el envío de comunicaciones comerciales en las que se
    disimule o se oculte la identidad del remitente por cuenta de quien se efectúa la
    comunicación o que contravengan lo dispuesto en este artículo, así como aquéllas en las
    que se incite a los destinatarios a visitar páginas de Internet que contravengan lo
    dispuesto en este artículo”

    Sigo diciendo, que no es una comunicación comercial, es una información que le doy de que está en nuestra base de datos (no me publicito, no intento venderle nada) solo le “informo”, y que puede darse de baja pulsando en un link..

    Saludos

  6. Manel J. dice:

    Resumiendo:

    Habla del consentimiento tácito de la LOPD. El envío de publicidad lo regula la LSSICE, por lo tanto, lo de los 30 días, es inaplicable como comenté.

    En cuanto a añadido del R.D. mencionado, lo hice por la prohibición de “incitar a visitar la Web”, lo que sería necesario y pretende conseguir la autorización por medio de algún sistema automático. Quedando claro que NUNCA será válido el “tácito” (los 30 días que menciona) que no es contemplado por la LSSICE.

    Sobre lo de que no se considere e-mail publicitario al solicitar la autorización previa …. Bueno, eso quedará a la apreciación de la AGPD, aunque la propia descripción de “comunicación comercial” de la LSSI (f: Comunicación comercial: toda forma de comunicación dirigida a la promoción, directa o indirecta, de la imagen o de los bienes o servicios de una empresa, organización o persona que realice una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional), no deja mucho margen, porque sería lógico pensar que su envío sería “promoción indirecta”, al solicitar la autorización para posteriormente enviar publicidad.

    Personalmente y por mi experiencia, creo que el riesgo de que los Servidores e ISPs le bloqueen la IP o le etiqueten como SPAM, ante un envío masivo (sea publicitario o no, spam o no) es bastante elevado para el mínimo porcentaje de respuesta que recibirá con la autorización requerida por la LSSICE.

    Yo también estoy refrescando este blog, a ver que nos dice el Sr. Pedro y si estoy equivocado.

    Saludos y tenga siempre presente la diferencia entre la LSSICE y la LOPD, y la cantidad enorme de Sanciones que se han puesto por vulneración del 21.1.

    1. Totalmente de acuerdo contigo Manel.

  7. Private dice:

    Si al final creo que tienes razón, pero la agencia sancionadora es la agencia de protección de datos, no la LSSI como me confirmó la chica de ésta última agencia, por lo visto ésta solo informa y la AGPD es la que lo hace y si ésta considera que eso no es motivo de sanción, estamos hablando que se puede hacer no?. Yo soy un simple empresario que intento, en tiempos de crisis, buscar alternativas de negocio. Manel, parece que estás bastante bien informado de esto y yo perdido, mas bien, echo un lío, me pierdo muchas veces en tecnicismos y contradicciones de textos y leyes y me encanta tu interés en aclararme un poco. A ver si Pedro se anima y contesta también.

    De todos modos acabo de hablar hoy, esta mañana de nuevo con otro de la agencia de protección de datos, y me lo ha vuelto a confirmar, le he pedido que si me lo puede dar por escrito, y me ha dicho que le envíe el email con las preguntas que me contesta por escrito a esa pregunta. Cuando me llegue la cuelgo aquí.

    Saludos

    1. Hay que recordar que las Resoluciones de la AEPD están sometidas a la revisión (vía recurso contencioso-administrativo) de la Audiencia Nacional, que a día de hoy lo tienen bastante claro en materia de SPAM. Por tanto, si alguien denuncia y la AEPD no sanciona, el denunciante-interesado puede recurrir a la Sala Contencioso Administrativa de la Audiencia Nacional.

  8. Manel J. dice:

    Una aclaración: La LSSICE es “La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico ” y no una Agencia u organismo.

    La AGPD es la Agencia que tutela el cumplimiento de la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) y de la LSSICE.
    También podríamos hablar de la SECRETARÍA DE ESTADO DE TELECOMUNICACIONES Y SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN, que también sanciona, pero ya es complicar demasiado el tema 🙂

    Saludos

  9. Private dice:

    Disculpen la tardanza en escribir de nuevo, me contestaron el día 26 de abril el siguiente correo:
    ——————————————-
    Desde el punto de vista de la normativa vigente, se deben identificar como Spam todas aquellas comunicaciones electrónicas del tipo que fueren (correo electrónico de Internet, mensajes cortos de telefonía móvil “SMS” , etc.) que el usuario recibe sin haber otorgado su consentimiento para ello, con las siguientes precisiones:
    o Una comunicación electrónica no constituirá infracción en el caso de existir una relación contractual previa, y siempre que el prestador hubiera obtenido de forma lícita los datos de contacto del destinatario y los emplee para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación con el cliente.
    o Toda comunicación electrónica recibida sin consentimiento (y no existiendo una relación contractual previa), independientemente de su carácter comercial o no, es Spam. Sin embargo, la LSSICE solo regula comunicaciones electrónicas comerciales.
    o No obstante, cuando los destinatarios de las comunicaciones no comerciales son personas físicas, podría aplicarse la LOPD (tratamiento sin consentimiento).
    o Queda, por tanto, una situación de Spam no recogida por la legislación española (tampoco por la directiva): cuando los destinatarios sean personas jurídicas y la comunicación electrónica no sea comercial. Existe numeroso Spam que no tiene carácter comercial, como aquel cuyo contenido son chistes, bromas, cadenas de favores y virus informáticos, por ejemplo, si bien en los casos constitutivos de delito existe la jurisdicción ordinaria.

    Se hace notar también que, en el caso en que los receptores de las comunicaciones comerciales sean personas jurídicas, la Agencia Española de Protección de Datos ostenta las competencias sancionadoras, ya que la LSSICE no hace distinción entre persona jurídica/física para los receptores de las comunicaciones electrónicas.

    Se le informa que el envío sin consentimiento expreso de comunicaciones comerciales no deseadas por cualquier medio electrónico (e-mail. SMS, etc) es considerado Spam por la Ley de la Sociedad de los Servicios de Información (LSSI) y podría ser objeto de sanción.

    Atentamente

    Madrid, 26 de abril de 2012. EL JEFE DE AREA DE ATENCION AL CIUDADANO.

    —————————
    Estimado Pedro o Manel, me gustaría saber si entonces sería legal o no enviar ese correo..

  10. Me reafirmo en lo dicho e el comentario anterior (Primera cuestión…), es decir que no se puede (legalmente hablando). La AEPD ya no dice que sí se puede, se limitan a reproducir lo que indica la Ley, que el envío sin consentimiento expreso de comunicaciones comerciales no deseadas por correo electrónico puede ser objeto de sanción.

  11. Private dice:

    Pero yo no intento enviarle una comunicación comercial, lo que dice en el punto y que el Jefe de Area me ha puesto en negrita:

    … Queda, por tanto, una situación de Spam no recogida por la legislación española (tampoco por la directiva): cuando los destinatarios sean personas jurídicas y la comunicación electrónica no sea comercial… ???

  12. Me repito en mi respuesta anterior de nuevo, en mi opinión, un correo electrónico con el objeto de solicitar autorización para enviar nuevas comunicaciones se trata de una promoción indirecta de la empresa, ya que se envía el mensaje con el objetivo de dar a conocer a una empresa o marca, con la finalidad última de que dicha promoción de la marca o empresa, acabe incitando al receptor del mensaje a consumir sus bienes o servicios. Por tanto, sería sancionable por la LSSI. No obstante, tal y como te dice la AEPD, si el correo fuera chistes, bromas, cadenas de favores o virus informáticos, no estaríamos ante una comunicación comercial, y por tanto no estaría sometida a la LSSI.

  13. Manel J. dice:

    Ni más ni menos. Legalmente no ofrece duda y el pedir permiso para enviar posteriormente publicidad, es promoción indirecta y por lo tanto requiere autorización previa.

    A partir de aquí, las dudas que puedan haber NO son porque la LSSICE no sea clara, sino porque fastidia que no sea legal lo que, por desgracia, muchas Empresas hacen diariamente por desconocimiento de la Ley.

    Desde luego, si tenemos en cuenta el enorme volumen de denuncias que cursa la AGPD al año, pretender “intentar” hacerlo para “ver que pasa”, es la peor manera de arriesgarse a una sanción de importes muy elevados. Hay que pensar, que en muchos caso, los SPAMs que se reciben son porque el remitente ha comprado una BBDD de las que se ofrecen por Internet, por lo que los destinatarios SIEMPRE son los mismos y lo que el remitente puede considerar que ha sido “un solo e-mail”, el destinatario son varios al día, por lo que la exposición a una Denuncia es muy elevada.
    Un ejemplo sería el caso de mi Empresa, que está incluida en varias de esas BBDD (sino todas) y denunciamos automáticamente a todos los que nos envían SPAM. Como además, en esas BBDD constan mas de 10 cuentas nuestras (contabilidad, comercial, info, administracion, soporte ….), en nuestras denuncias invocamos los artículos 38.3. c y 39.1.b de la LSSI que califican como infracción grave el envío masivo (más de tres) de este tipo de comunicaciones, que son sancionadas con multa de 30.001 hasta 150.000 euros.

    Saludos,

    Manel

  14. Marina dice:

    hola a todos, en mi caso, solo envío información cuando me facilitan un correo electrónico tras una llamada de captación, me pregunto que pasa si esa persona me denuncia y niega haberme facilitado el mismo ese correo.

    Solo llamamos a empresas (personas jurídicas)para ofrecer nuestro servicio y en caso de estar interesados en recibir información, nos tienen que facilitar una dirección de correo electónico. Cada correo es personalizado e individual.

    La duda es la que planteaba antes, y si ese señor o esa empresa niegan esa comunicación? como puedo defenderme? Como puedo hacer para cubrirme legalmente frente a esa posibilidad?

    Un saludo y gracias

    Marina

    1. ssn dice:

      Marina,
      estoy en la misma situación que tú y he pensado en dos alternativas:
      1. Grabar la conversación telefónica en la que recabo el consentimiento, por supuesto advirtiendo antes que la conversación va a ser grabada por motivos legales y por la mejore de la calidad del servicio.
      2. Incluir un encabezado en el correo que envío con la comunicación comercial que le envío la comunicación conforme a su consentimiento prestado durante la conversación telefónica del día #. Y además le incluyo el link para la cancelación del consentimiento.

      ¿Cómo lo véis?

      PD. Yo también he llamado a la AEPD y me han dicho que el consentimiento tácito sería válido para mis fines… pero no me fio por los motivos que habéis expuesto referentes a la LSSI.

      Saludos y gracias.

      1. Marina dice:

        ssn,
        Gracias por tu recomendación, en nuestro caso, no tenemos la capacidad de grabar las conversaciones, trabajamos con free-lance desde casa y es materialmente imposible hacerlo.

        Creo que tu sugerencia respecto al encabezado puede ser una solución, aunque estamos en la misma, si ese cliente olvida que me facilitó el correo (pasa muchas veces que no recuerdan la conversación o a mi empresa) siento que estoy completamente desamparada y atada de pies y manos.

        Creo que la ley es realmente un gran obstáculo comercial, mas en un momento en donde es tan díficil llegar al cliente.

        Otro caso muy común es que la secretaria o administrativa nos pide que enviemos la información por correo. Y si luego el responsable nos denuncia? Que defensa tenemos?

        Yo me limitó a apuntar en un CRM el día de la conversación, la hora y con quien he hablado, pero dudo que sirva para algo…:(

  15. Marina dice:

    Ahora mismo me surge otra consulta, y que pasa con los perfiles de empresa en faceboock? que pasa si los contacto desde mi perfil de faceboock para proponerles mis servicios mediante mensaje privado? Eso también está prohibido?

    Podeís ayudarme en esta consulta?

    gracias!!!!!

Deja un comentario

*