Enviar datos personales por correo a una dirección equivocada no vulnera el deber de secreto

Es mi intención este año 2012 intentar ayudar a comprender de una manera más profuda la normativa en protección de datos a través de breves ejemplos. El de hoy aborda que el envío de datos personales por correo postal a una dirección equivocada no vulnera el deber de secreto.

La Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso-Administrativo, de 10 de junio de 2011, afirma que enviar por correo postal resultados médicos en sobre cerrado y a nombre del interesado no supone una vulneración del deber de secreto médico, aunque se haga al domicilio equivocado.

En el caso objeto del recurso, el interesado era beneficiario de una póliza de seguro de su exmujer, y la adquirió como titular en el momento de separación, consignando el cambio de domicilio. La aseguradora fue sancionada por enviar los resultados médicos del interesado a su anterior dirección en sobre cerrado.

El Tribunal Supremo entiende que no existe vulneración del deber de secreto, ya que el medio utilizado por la aseguradora para el envío de los datos fue un sobre cerrado que se dirigía a una persona concreta.

Sin comentarios | Leído 1018 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

*